¿Cómo ser proactivo/a?

Ser proactivo es una actitud altamente atractiva para enamorar tanto a un hombre cómo a una mujer. En éste artículo te mostramos las 7 claves de cómo ser proactivo/a para sacarle el máximo provecho. Uno de los elementos más codiciados para encontrar pareja que te convierten en un imán en el campo del amor. 

1. Conócete a ti mismo/a

Antes de empezar cómo un loco a hacer cosas sin parar, es importante que te conozcas. ¿Cuáles son tus gustos y aficiones?, ¿Qué es aquello en lo cuál estarías dispuesto a luchar?…¿Cuáles son tus metas? De nada te sirve ir cómo un pollo sin cabeza haciendo cosas sin parar. ¿Para que te vas a estar planificando viajes si lo que te gusta es la decoración de interiores?. Quizás estando en casa tendrías mil ocurrencias que en un viaje no tendrías. Piensa no todos tenemos los mismos gustos. Reflexiona en descubrir aquello que realmente te gusta y descarta lo que no es prioritario para ti.

 

Haz una lista de las cosas importantes para ti. Aquello que te aporta y te ilusiona. Poco harías metiéndote prisa en hacer por hacer sólo por la presión social, convencionalismos, o por el archiconocido “tengo que”. Quítate los debes de y llénate de pasión no limitante.

Una vez te que te conozcas mejor, ser proactivo/a te resultará mucho más fácil, divertido y menos aburrido…Te adelantarás a situaciones sin que te lo pidan por simple divertimento. Conozco a gente que se pasa horas en un trabajo por simple placer hacer y otros que si pueden que son amantes del escaqueo constante. Espero que tú hagas lo que hagas, optes por hacer aquello que te ilusiona.

Mi idea no es hacer de ti un obsesivo del hacer sino alguien que se ilusiona por hacer cosas que le aporten pasión en su día a día. De ésta forma adquirirás unos buenos hábitos de proactividad que sin duda te ayudarán entre otras cosas a ser mucho más seductor para un hombre o una mujer. Encontrarán en ti alguien con quien compartir sus mismas aficiones.

 

2. Orden de prioridades.

Para ser proactivo/a necesitas un cierto orden. Puede que en tu vida tengas miles de cosas que quieras hacer, si los quieres hacer al mismo tiempo colapsarás y al final no querrás hacer nada. Es importante que antes de ponerte en marcha pongas orden en tu vida y priorices unas actividades por encima de otras en función de tu momento presente. Haz una reflexión de aquello que es para ti prioritario y aquello que no lo es.

Un listado de cosas para corto, medio, y largo plazo te ayudaran a que puedas respirar y que no afrontes retos ilusionantes con la presión de una carrera de obstáculos. Recuerda el “corre corre Forrest” en “Forrest Gump”, seguro que no quieres vivir así tu vida, ¿me equivoco?…

Una vez tus objetivos están ordenados en función de tu urgencia en el presente podrás saborear más y mejor cada una de tus metas….y respirar sin temer a que se te caiga el mundo encima.

En el amor, tema que nos ocupa, ser proactivo utilizando la clave del orden es esencial. Cuándo estás con alguien interesante no te precipites a los acontecimientos. Puede que ante la presencia de un chico/a espectacular dejes de hacer cosas para sumar nuevos propósitos y así satisfacer a esa persona. Craso error, mantén tu orden de prioridades. Si en ese momento no puedes “salir al cine” porque tenías programado estudiar para las oposiciones hazle saber. Lo entenderá si es una persona que te aprecia. En caso que te exija que vayas con él/ella o lo deja contigo realmente no le importas lo suficiente.

Antes de sentirte un felpudo, haz que respeten tu orden de prioridades. Verás que si tienes las ideas claras enamorarás por tu personalidad irresistible… A nadie le gustan los peleles…puede que al principio puedas acontentarle/a cómo un oso de peluche pero con el tiempo los no autónomos son abandonados a su suerte.

 

3. Actua

Ser proactivo/a significa adelantarse a las circunstancias, al otro/a…Es ir un paso más allá. Hay gente cargadas de buenas ideas, grandes recursos y mucho potencial, mucho más, me atreviría a decir, que otros/a no tan brillantes pero con más privilegios sociales, económicos o relacionales. Mira a tu alrededor, políticos, empresarios, parejas…

¿Porqué ostentan las mejores posiciones si en realidad no son los más capacitados? Quien llega a a lo más alto de la pirámide social no tienen que ser los más listos, más preparados o más técnicos respecto a un tema…Es un tema de acción. Hay que adelantarse a la situación que tengas enfrente ti.

En el amor es lo mismo, Si estás hecho un pincel, tienes todas las cualidades de una personalidad irresistible pero no llevas tu teoría a la práctica tu vida es cómo una “autopista”. Un flamante ferrari rojo que se deja adelantar por los distintos carriles. Mientras ellos van a todo gas tú estás metido en la burbuja de los “y si”… y si me dice que no, y si luego no me habla…y si lo dejo para luego… No temas a la reacción, adelántate con tu acción, tienes toda tu fuerza sólo necesitas dar un paso adelante.

Pase lo que pase ya eres un ganador por intentarlo. Cuántas más acciones emprendas relacionadas con tus pasiones más probabilidades tendrás de conseguir aquello que deseas.

 

4. Conoce el medio

Cómo ser proactivo/a dependerá de la situación y el ámbito en que te encuentres. No es lo mismo ser proactivo/a con un/a amigo/a que le ofreces un super plan de fin de semana a la montaña que con una chico/a que acabas de conocer. Naturalmente la forma de abordar cambia. Eso si lo que permanece es tu idea de pasarlo bien en las distintas circunstancias.

Cada ámbito tendrá sus reglas, sus pros y sus contras. Conocer cómo se mueven los distintos “personajes”de tu historia te dará las claves para llevar a cabo tus deseos que encajen en cada realidad. Probablemente el plan de ir a la montaña encajará mejor con un amigo, y más si los dos sois amantes de la naturaleza.

En cambio si quien acabas de conocer te gusta habrá primero que profundizar en el terreno.Por el momento el único punto en común que tenéis es la cafetería dónde os habéis encontrado. Céntrate en todo aquello que tienes a tu alrededor, eso es lo más importante que tienes a tu alcance…Interésate por su vida…cuánto más sepas mejor calibrarás tus acciones…Recuerda tu acción siempre viene dada por una ilusión, no fuerces nada que no quieras…

A partir del conocimiento adquirido por el lugar, la persona,y los acontecimientos dados en ése momento se proactivo/a. Imagínate que le llaman constantemente o que no paran de enviarle mensajes. Una acción proactiva es coger el teléfono que tiene en la mesa y con una sonrisa decir…”Lo mejor será ponerlo en el vaso un mínuto y tus problemas habrán desaparecido”. Puede que te suene a gran disparate o pienses que se lo va a tomar mal, pero tu acción decidida habrá modificado primero un inconveniente que tu tenías para poder conversar con ella y después habrás focalizado la conversación entorno a vuestro momento.

Cuándo me refiero a ser proactivo/a me refiero a a que tomes parte en el juego teniendo en cuenta las circunstancias específicas.

 

5. Escucha activa.

Uno de los pilares fundamentales para ser proactivo/a es tenerte en cuenta a ti mismo y tener en cuenta al otro en un trabajo en equipo. La escucha activa se encarga de que tus acciones vayan enfocadas a un objetivo muy específico: tú o depende del caso el grupo.

Escuchando tus propios intereses conseguirás que tus acciones estén alineadas con tus objetivos. Al igual forma escuchando los intereses del grupo participarás del beneficio colectivo.

El amor y la seducción forman parte de los intereses de grupo y cómo tal hay que estar atento. Escucha a tu pareja o aquella persona que despierta interés en ti. Indaga cómo es, qué le gusta, qué opinión tiene respecto a un tema. Entenderás mejor cada paso suyo y las acciones que lleves a cabo serán moldeadas con esa finalidad obteniendo una repercusión notable.

Hay matrimonios que intentan salvar una ruptura con un viaje por sorpresa o una noche de sexo desenfrenado. Eso realmente no salva una relación…sólo posterga lo inevitable…Si en varios años no te has dignado a conocer las entrañas de la persona allegada no esperes que esas acciones con falta de empatía hacia el otro/a se vean recompensadas. A nadie le amarga un dulce pero sin conocer que es lo que realmente la otra persona le pasa por su mente es cómo ir con una cantimplora en medio del desierto. Primero conoce luego se proactivo/a.

Lo mismo pasa, cuándo pretendes ligar con alguien invitando a cenar sin apenas conocer a esa persona. Date un tiempo, avanza de lo más sencillo a lo más complicado, intenta conocer a esa persona primero…ya vendrán los auténticos banquetes…. Céntrate en disfrutar del momento con los cinco sentidos.

 

6. Trabaja la fuerza interior

Ser proactivo/a se nace y se hace. Para que me entiendas, puede que desde pequeño te hayan incentivado a tomar decisiones, o por el contrario seas alguien al que han creado una dependencia emocional. Si eres de los segundos, te han dado toda una serie de argumentos en lo que las decisiones las tomaban otros y no tú: “no eres suficiente”, “mejor lo hagas así”, “sigue ésta dirección”… Todo eso hace que pueda costarte una montaña tomar decisiones sin juzgarte…o lo peor que directamente no tomes ninguna decisión cómo barco a la deriva.

Si éste es tu caso, no te preocupes, hay solución, no estás condenado a adoptar éste comportamiento para el resto de tu vida. Puedes emprender el cambio a ser más proactivo/a ¡desde ya!…Refuerza tu fuerza interior: lee sobre aquello que te gusta, aprende nuevas aficiones, intenta evitar personas tóxica que dificulten tu camino, rodéate de quien te aporta.

Trabajando tu fuerza interior te hará más consistente, menos dubitativo, más lanzado en definitiva. Todo aquello que construyes te animará a tomar decisiones importantes en tu vida.

Un mundo interior creativo posibilita a que tengas distintos argumentos para sorprender emocionalmente a otra persona siendo proactivo/a.

 

7. Abierto/a al cambio

En la vida actual cada vez es más difícil mantenerse en una zona de confort prolongada en el tiempo. Los trabajos, las relaciones sociales y personales sufren cambios constantes que te hacen replantear tus objetivos de vida una y otra vez.

Prepárate para adaptarte a ésta nueva era, la idea no es tanto buscar cómo entrar en la zona de confort sino cómo superar los contratiempos que van surgiendo y disfrutar de ese camino.

Ser proactivo/a significa estar abierto al cambio, ser capaz de reaccionar a obstáculos que te puedes encontrar y ver la parte positiva de todo ello. Perder el trabajo puede significar encontrar tiempo para valorar más a tu familia, un cambio laboral en positivo…En cuánto al amor cuándo una pareja se va, es momento para reflexionar, hacer las paces con uno mismo, y ver todas las posibilidades que surgen a tu alrededor.

Disfruta de momentos de autoconocimiento….todo es un aprendizaje que te lleva a la próxima parada.

No entres en bucles sin salida, aprende de cada momento, y mantén la ilusión cómo un niño para vivir esa nueva fase de forma expectante. Un cambio es una oportunidad para ofrecerte a ti y al mundo otro aspecto de tu personalidad.

No es más feliz quien perdura en una misma posición de estabilidad, sino quien se maneja mejor en los contratiempos que le ofrece la vida y sabe sacarle todo el rédito. Aprovecha para ser proactivo/a en éstos momentos, el cambio te empujará a tu excelencia personal.